Retumbaron los tambores en honor a las víctimas del conflicto armado en Montes de María

En Arjona, El Carmen de Bolívar y María La Baja, la Unidad para las Víctimas en Bolívar y San Andrés acompañó las distintas actividades y espacios que se organizaron para conmemorar el día para honrar a las víctimas del conflicto.

Desde María La Baja, Bolívar, se escucharon los golpes de cuero, como latidos del corazón, para recordar la memoria de las víctimas del conflicto armado en esta región del Caribe colombiano.

Este martes, en distintos territorios del Departamento, se honró la valentía, resiliencia, dignidad y poder transformador de las más de 736 mil víctimas registradas en esta región y en marco de los espacios de reflexión, cultura e integración, organizados para conmemorar el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado.

En Bolívar participaron integrantes de Mesas de Víctimas, de organizaciones sociales y representantes de la institucionalidad en las distintas manifestaciones en las que se escuchó la voz de quienes sufrieron daños por cuenta del conflicto.

Federico Mora, un campesino de El Carmen de Bolívar, quien dijo que con su esposa e hijos fue desplazado desde el poblado de San Carlos hasta el casco urbano del municipio donde, aseguró, “vinimos a pasar trabajo”.

“No quería vivir más, estaba desesperado, pero hemos salido adelante, y a las víctimas les digo que nos queramos, que nos ayudemos para salir adelante”, dijo.

Por su parte, la gestora cultural, Margui Osorio, que tiene una escuela de danza con niñas y niños de familias víctimas del conflicto de El Carmen de Bolívar, dijo, en mensaje a quienes han padecido los horrores de la violencia armada, que, a pesar de todo lo vivido, “hay que resistir”.

“La paz, a través de la tolerancia, de las letras, podemos construirla y ser resistentes y transformarnos como se puede hacer, por ejemplo, a través del arte”, dijo.

En otros escenarios del territorio se verificaron actividades de homenaje a las víctimas como en el municipio de Arjona, donde se congregaron para rendir honor a su resiliencia y fortaleza.

La directora Territorial de la Unidad para las Victimas en Bolívar y San Andrés, Marta Luz Salazar, hizo énfasis en las oportunidades y los espacios que se tienen en estos momentos para contribuir a la superación de la vulnerabilidad en la que vive gran parte de las víctimas del conflicto en Bolívar y a través de la incidencia que se puede ejercer desde los Planes de Desarrollo de los municipios y el Departamento.

Honró también la resistencia, las luchas y el poder de transformación de las víctimas en el Departamento. Destacó el trabajo que desarrolla en sus comunidades y dijo que la Unidad ha entregado a la Gobernación y a cada una de las Alcaldías municipales todos los Planes de Reparación Colectiva para que tengan conocimiento de lo que tienen que incorporar a sus Planes de Desarrollo.

Confío que el trabajo articulado entre las instituciones del Estado permita avanzar en una política pública de víctimas que sea capaz de dar respuestas y superar la vulnerabilidad de estas, al mismo tiempo que invitó a las entidades a generar soluciones duraderas para ellas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.